Behobia 2019; La sexta y la mas rápida y accidentada

Por sexto año consecutivo corrí la que vosotros avidos lectores ya sabéis que es la carrera de mi vida, La Behobia.

Este año mi mujer no la pudo correr porque… ¡Está embarazada!. El problema ha sido que justo la carrera ha coincidido con un periodo de reposo casi total que le ha “recetado” el ginecólogo para evitar problemas en esta primer trimestre de gestación… y está que se sube por las paredes claro …

Asi que este año fue diferente por este hecho y ser la primera vez que solo la corro yo desde que nos conocemos.

Nos volvimos a alojar en la playa de La Zurriola y fue un fin de semana maravilloso, rodeado de familia y amigos de Zumaia, Tigers Running Club y nuestros queridos Medio Almendros.

Por la mañana fuimos a la feria del corredor, excelentemente montada y nos paramos a disfrutar de la compañía de nuestros amigos de la ONG “Etiopía Utopía” que bien lo merecen. Nuestra donación para ellos como todos los años.

Por supuesto y como todos los años los miembros del Tigers Running Club nos juntamos en la sidrería Aginaga para disfrutar de una comida en familia divertida y disfrutando de la gastronomía de la zona.

Por la noche nos juntamos con nuestros inefables “Medio Almendros” para tomar la también ya tradicional cena de pasta en “La Tagliatella”.

Y llegó el día de la carrera y … vaya tiempo que nos puso el destino para correr. Una incesante lluvia arreció durante toda la carrera además de haber un momento de la carrera donde fuimos agraciados con un poco de granizo que hizo bastante épica la carrera.

Junto con mi amigo y casi hermano Javi de Zumaia completamos una carrera llena de emoción y alegría para ambos, que corrimos juntos como nuestra primera Behobia y fue el artífice de la historia de amor con esta carrera y mi ahora mujer, realizando ambos nuestro mejor tiempo además (en mi caso 1:37:04). La sexta Behobia estaba en casa.